rostros

El posible gesto del rostro, ese breve y espontáneo rictus, a veces involuntario, no es únicamente la expresión frente a un estímulo concreto; también es la memoria histórica de un reflejo humano.
Los rostros descontextualizados y dramatizados en primeros planos enfatizan el gesto y se convierten, ya no sólo en el retrato de un individuo específico, sino también en un paisaje anónimo.

Comments are closed.